Confesiones de un chamorro gordo: outfits con botas para mujeres plus size

Confesiones de un chamorro gordo: outfits con botas para mujeres plus size

¿Han tenido problemas para encontrar botas porque nomás no les sube el cierre de la pierna? Bueno, bienvenidas a la historia de mi vida y la de muchas mujeres curvy.

Como varias de ustedes saben, en 2017 agarré mis chivas y me fui a vivir unos meses a Holbox. He posteado muchísimas fotos en mi Instagram que ilustran cómo transcurría la vida en la que yo llamo “La isla bonita”; sin embargo, debo admitir que, por más majestuoso que se vea el paisaje en las fotos, vivir en el paraíso también tenía su “lado B”, mismo que era cero glamouroso y que difícilmente van a encontrar publicado en los blogs y revistas de viajes . Lo cierto es que este Holbox, mucho más real y crudo, sólo es visible a través de la experiencia de quienes hemos vivido allí, lejos de la zona turística y padeciendo los problemas de un isleño común y corriente.

¿A qué problemas me refiero? Pues había varios, pero uno de los más difíciles de sortear eran los charcos inmensos, tipo alberca, que se formaban en la época de lluvias. Hay que recordar que Holbox es una isla semi-virgen, por lo cual tampoco podíamos pedirle mucho al sistema de drenaje. Pero, les juro que los charcos eran tan, pero tan grandes, que una de las prendas que no podía faltar en el clóset de todos los lugareños eran las botas de lluvia.

Así como lo leen: de julio a septiembre andábamos en short y traje de baño, pero eso sí, con nuestras botitas de lluvia para ir de un lado a otro en la isla. A pesar de que andar en la playa y con botas de lluvia era de lo más bizarro e incómodo, en mi caso, tener un buen par de estas me salvó muchas veces de mojarme todo el pie con agua puerca, mitad drenaje y mitad agua de lluvia…yiuck.

El club de los chamorros gruesos

En esa misma época tenía una amiga curvy que trabajaba conmigo a la que nunca vi usar botas de lluvia, sin importar qué tan inundado estuviera el camino. Al principio pensé que no tenía o que no le gustaban, pero tiempo después me confesó que desde niña había sido de chamorro muy grueso, por lo cual siempre había odiado las botas, fueran o no de lluvia; por ello, al mudarse a la isla, ni siquiera se tomó la molestia de buscarse un par porque ya sabía de antemano que no le iban a quedar.

Escucharla me hizo sentirme triste e identificada. Es decir, su historia también había sido mi historia, sólo que con otras prendas que durante mucho tiempo no me pude comprar porque no había en mi talla. E incluso con las mismas botas, hay que aceptar que no todos los modelos son chamorro-friendly, es decir, que muchas de nosotras (si no es que todas) hemos batallado alguna vez con un par de botas porque no nos cierra en la parte del chamorro.

Lo peor es que muchas veces te sientes sola: ves imágenes de botas en Pinterest, y el 99% de las modelos que salen allí parecen hermanas de Popotitos, es decir, tienen las piernas flacas, flacas, por lo cual, después de media hora de verlas, te acabas sintiendo como si fueras un monstruo y tuvieras la pantorrilla más gruesa del universo…¡y no!

En solidaridad con las muchachas de pantorrillas gruesas

Aprovechando que tenemos encima la temporada de lluvias y que empezamos a ver las botas de mujer en todas sus presentaciones y por todos lados, pensé en mi amiga de Holbox y me pregunté: “¿Si también soy de chamorro grueso, por qué yo sí tengo algunos pares de botas en mi armario?”. La respuesta no es que yo tenga la pantorrilla más flaca, sino que he sabido identificar qué modelos de botas son más amigables con las mujeres del club del chamorro grueso.

Outfits con botas para mujeres plus size

Dicho lo anterior, me dediqué a hurgar en mi baúl de los recuerdos con la misión de reunir las fotos donde he triunfado usando botas y explicarles qué tipo de bota es, con qué las pueden combinar y por qué son modelos chamorro-friendly:

  1. Botas de mujer color camello

Sin mucha ciencia, son botas largas que me llegan debajo de la rodilla y que me han acompañado en varios viajes por lo cómodas que resultan y porque se pueden combinar con casi todo, por lo cual las puedes usar con looks deportivos y casuales.

¿Por qué son chamorro-friendly? Porque tienen un resorte atrás, lo que las hace stretch.

  • Botines color camello

Son una variación del modelo anterior, sólo que son cortitos y con un tacón muy pequeño (acuérdense que yo no uso tacones porque son muy alta). Estas se pueden combinar con skinny jeans, faldas o algún vestido con o sin medias. Son súper versátiles y femeninas; las encuentras en todos los colores y de muchos materiales como piel, gamuza, cuero, etc.

¿Por qué son chamorro-friendly? Porque al ser botines, deja libre el espacio de la pantorrilla. Ojo, entre más tacón, más estilizada se verá la pierna.

  • Botas de mujer negras largas

Siento que estas son un básico en el clóset de cualquier mujer. En mi caso, las uso con leggins negros y cuando el look es más bien formal o semi formal. Me gusta que se ven sexys y te estilizan las pompas.

¿Por qué son chamorro-friendly? Porque te estilizan las piernas. Ojo, para las chicas chaparritas, asegúrense de no usar estas botas de moda con faldas largas o blusones, ya que si lo hacen se verán más chiquitas.

  • Botines negros

Largos, cortos, pegados, con o sin tacones, de gamuza, cuero, con agujetas, con cierre, con estoperoles, etc. Las opciones para combinarlos son infinitas como modelos en el mercado hay. Estas son algunas de los outfits con los que he combinado los botines en looks formales, semiformales y casuales.

¿Dónde comprar botas de moda para mujer curvy?

En cuanto a las marcas, una buena opción para ahorrar dinero y cuidar al ambiente son las tiendas en línea con prendas de segundo uso. No sé si alguna de ustedes haya probado, por ejemplo, comprar en GoTrendier, pero en la sección de botas de moda para mujer segunda mano hay muchísimas opciones de modelos, tallas y precios para todos los gustos y bolsillos. Pofa si se dan una vuelta platíquenme a ver qué tal les parece.

Oigan, muchas gracias por estar al pendiente del blog. Espero que hayan encontrado ideas de looks con botas, así como modelos amigables para las mujeres de pantorrilla gruesa como yo y -estoy segura- muchas de ustedes.

Les mando un abrazo, mándenme sus fotos con su par de botitas favorito.
Feliz otoño.

firma curvas felices montse arcos blog

No se olviden de echarme un grito a mis redes sociales:

FB: Curvas Felices
IG: curvasfelices
Twitter: @curvasfelices
mail: curvasfelices@gmail.com

Previous post
El “Síndrome de la calaverita” (o el fino arte de dejarte aplastar por tus propias expectativas)
Next post
This is the most recent story.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

¿Quién soy?

SHARE

Confesiones de un chamorro gordo: outfits con botas para mujeres plus size