Notas mentales que anoté durante mi primer viaje sola

No se trata de viajar sola, sino de viajar contigo, porque cuando no tienes a nadie para sacarte de un apuro, te tienes a ti misma: “Yo, conmigo”

Este junio cumplo 30 años. Podría hacer una gran fiesta o comprarme cualquier cosa que no necesito; pero no. En lugar de eso, decidí regalarme dos experiencias de vida. La primera, viajar con mi mamá para trabajar en la relación que tenemos. La segunda, darme la oportunidad de viajar sola por primera vez, así que decidí irme a un lugar que he venido anhelando desde hace años: Holbox.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer Más


El placer de usar bikini estando gorda

De cuando te tratan de hacer sentir mal por usar un bikini en la playa…

Debido a las fotos que publico en Instagram (curvasfelices), varias de ustedes me han preguntado que por qué viajo tanto o que cómo le hago para hacerlo. Me encantaría decirles que se debe a que soy millonaria, pero les estaría mintiendo. La realidad es que soy editora de la sección de Viajes en una página de internet, por lo cual tengo que ir a cazar historias a diferentes lugares de México y (a veces) del mundo, para después volver a la oficina y escribirlas.

13512084_508362189370458_7395385593088246376_n

Decir que tengo un trabajo increíble es quedarme cortita. He conocido lugares y a personas maravillosas con un montón de historias y formas de ver la vida, lo cual sin duda me ha enriquecido como ser humano y me ha enseñado a observar a los demás, sin juzgarlos.

Pero de los viajes que he hecho, desde hace tiempo he querido platicarles de uno en particular que es la razón de ser del título de esta entrada.

Leer Más


Curvas viajeras: ¡nos vamos a Canadá!

Mi novio, ustedes y yo en una aventura congelada. No, no es Frozen, es que más bien nos vamos de viaje a recibir el Año Nuevo en Canadá, ¿nos acompañan?

cdf180cef8427eb8bd16ebc9c768ebc2

El 31 de diciembre de 2013 a las 11:45 de la noche estaba en la sala de espera de urgencias de un hospital. Veía por televisión cómo celebraban la llegada de Año Nuevo en otros países: gente de todo el mundo feliz por el inicio de 2014, mientras mi papá y yo esperábamos, desde hacía más de cinco horas, que nos dieran noticias de mi abuelita, a quien habíamos llevado de emergencia porque se había puesto muy mal a medio día.

Las calles totalmente vacías. No se veía ni un alma, ni un negocio o tienda abierta donde pudiéramos ir a calmar el hambre feroz que teníamos por no haber comido nada en todo el día. A las 11:50 de la noche por fin pudieron estabilizar a mi abue y junto a ella en el hospital, recibí la llegada de este 2014.

318547_10152388725560215_1915672838_n

Mi intención al relatar esta anécdota tan triste es ponerlas en contexto. Aquello que viví el año pasado fue tan fuerte, que me prometí a mí misma que el 31 de diciembre de este año sería ESEPECTACULAR y lo pasaría fuera de México. No podía ser menos que increíble, TENÍA que ser así para recuperarme de aquel episodio de pesadilla que pasé el último día de 2013. Y la verdad es que no tenía idea de nada: no sabía cómo le iba a hacer para conseguir el dinero, ni dónde lo iba a pasar o con quién, sin embargo cualquier cosa puede ocurrir cuando decretas algo con tanta fuerza como lo hice yo en ese momento. Leer Más