10 regalos de Navidad que debemos hacernos las mujeres con curvas (y sin curvas también)

 

¿Y tú, qué te vas a regalar en Navidad? Aquí les propongo unas ideas

Hay días en los que tienes que enfrentar decisiones difíciles en la vida. Por ejemplo, hoy en la mañana que me desperté, me encontré en la encrucijada de morir lento de gripa en mi cama o hacer un esfuerzo sobrehumano para bañarme y salir a la calle a distraerme un poco, aún con todo y gripa. Elegí salir.

Quedé de ver a una amiga para tomar un café en una muy conocida plaza al sur de la Ciudad de México, y no pongo el nombre porque igual pudo haber sido al norte de la ciudad, al centro, poniente o donde fuera, porque en realidad da igual, ya que en estas fechas todas las plazas o centros comerciales están a reventar de gente. Éste no fue la excepción.

635847123900532363-2109807026_1

Casi no se podía caminar porque por todas partes iban y venían personas -la mayoría- en pánico, comprando los últimos regalos navideños. Fue espantoso. No obstante, ver este caos prenavideño me sirvió para reflexionar un poco sobre el consumismo del que somos presas año con año en Navidad, sobre todo, las mujeres.

crazy-shoppers.gif

Ahora, no quiero que piensen que soy una Grinch a la que no le gusta la Navidad o ir de compras, claro que me gustan ambas cosas, pero mi punto es que nos inculcan todo este rollo de los regalos navideños a fuerza, y aunque creo que es válido demostrar el cariño a través de un regalo, definitivamente no es la única manera. Hay ene mil formas de decir “te quiero” sin necesidad de caer en las compras pánico de estos días, pero no me voy a clavar en eso, el verdadero punto al que quiero llegar es al siguiente:

Por lo general, año con año, hacemos una lista de las personas a las que les queremos regalar algo en estas fechas, llámese familia, colegas, amigos, pareja, etc, pero mi pregunta es ¿cuándo te has incluido en esa lista? Dicho en otras palabras, ¿qué te vas a regalar a ti misma en Navidad?

giftational

Claro que lo más fácil sería irte a comprar un vestido lindo, un suéter o unos zapatos, pero ¿qué pasa si le echas un poco más de imaginación y corazón a tu regalo? Porque digo, a final de cuentas, la persona más importante en tu vida eres tú misma, y se supone que si alguien nos importa, nos esmeramos cañón en lo que le vamos a regalar, así que ¿por qué no hacer lo mismo en esta ocasión que el presente es para ti?

Entonces, no sé si al leer el título esperaban una lista de ropa, zapatos, accesorios y demás; si es así, lamento decirles que aquí no la van a encontrar. Los regalos que a continuación les propongo (la mayoría) ¡son gratis! Y lo mejor es que son presentes que de una u otra forma pueden trascender en su vida, eso se los garantizo:

De ti, para ti: 10 regalos para una mujer con curvas (y sin curvas también)

1. Regálate la oportunidad de reconciliarte con tu cuerpo

15645662_10157978143465215_1123703215_n.png

¿Por qué no en lugar de proponerte perder peso en 2017, te regalas la oportunidad de reconciliarte con el cuerpo que hoy tienes? Y ojo, no estoy hablando de “conformarte”, sino de dejar de pelearte con la realidad de lo que hay hoy. Es decir, te guste o no te guste, éste es el cuerpo que hoy tienes, y para empezar a trabajar en una versión más saludable de ti misma (si es que eso quisieras), debes aceptar primero que esto es lo que hay.

CUMPLECURVY21

Sí, suena fácil, pero el camino hacia la reconciliación con nuestro cuerpo es eso: un camino. Quizá un buen primer paso es tomarte el tiempo para verte desnuda frente al espejo SIN CRITICARTE. Ojo, no estoy diciendo que te veas y te empieces a echar flores, eso es querer correr antes de caminar, pero un buen ejercicio es el empezar a verte tres minutos desnuda en el espejo de tu cuarto o baño y, en lugar de criticarte horriblemente, empezar a describir lo que ves; por ejemplo, decir “Ok, veo un muslo con celulitis”, en lugar de agredirte diciendo “Mira nada más qué piernas tan gordas y llenas de celulitis”, ahí hay una gran diferencia, ¿me explico?

2. Inscribirte en algo que, en teoría, es “sólo para flacas”

article-2648337-1e7609e400000578-789_634x441
*Foto: Dailymail

Después de correr mi primer medio maratón quedé convencida de que los kilos extra no significan nada para persona determinada a lograr algo. Así que un gran regalo de Navidad de ti para ti podría ser romper tus propios prejuicios y límites e inscribirte a una clase o actividad que -en teoría- es “sólo para flacas”, por ejemplo: una clase de twerking, baile sexy o de pole dance, inscribirte a tu primer carrera de 5 kilometros, tomar una clase de danza aérea (de las chicas que se cuelgan en telas), etc.

Eso sí, SIEMPRE CON EL DEBIDO CUIDADO. Por ejemplo, si decides correr, asesórarte con un experto en actividad física sobre cuáles tenis son la mejor opción para un correcto amortiguamiento, de modo que no terminen tus rodillas lastimadas.

3. Atrévete a ponerte una prenda que siempre habías querido usar, pero no lo habías logrado

croptop3

Puede ser un crop top, un conjunto de lencería sexy, un par de shorts…en fin, se trata de regalarte un día en el que literalmente te valga madres lo que los demás opinen de ti o cómo te vean.

Por cierto que en la entrada REGLAS DE MODA QUE LAS CHICAS GORDAS ESTAMOS HARTAS DE SEGUIR pueden encontrar más ideas de prendas que deberíamos todas atrevernos a usar y que no lo hacemos por el qué dirán.

4. Coquetearle a un extraño

descarga

Obviamente esto aplica si no tienes pareja…y también si tienes, pero que no se entere (#nocierto). El punto aquí es que muchas veces por tener kilos extra nos limitamos de tirarle el perro a alguien que nos gusta y creo firmemente que eso es un ERROR.

En serio, como regalo de Navidad un día dense la oportunidad de coquetear con un extraño, les aseguro que si no conocerán al amor de su vida, por lo menos esto les dará un montón de confianza en ustedes mismas, y créanme que no hay nada más sexy que una mujer con actitud y confianza. Y si ya de plano son muy penosas para ligar, les recomiendo que bajen Tinder. No hay mejor lugar para practicar el milenario arte del coqueteo ya que si la riegas con el susodicho en cuestión o por algo ya no te latió, el que sigue y adiós (negaré siempre que esto lo leyeron aquí :P).

speak-no-evil-monkey

5. Darte oportunidad de hacer el amor con la luz prendida

Aquí no hay que entrar mucho en detalles, ¿verdad? Regálate un día (o noche, según sea el caso) de hacer el amor sin preocuparte por el rollito que se te sale, las estrías, la celulitis y todas esas inseguridades que tenemos las mujeres escondidas debajo de nuestra ropa. Tan sólo una noche, ¿qué puede pasar? El chavo NO SE VA A IR por esas estrías, además de que si ya llegaron a este punto es porque es obvio que le gustas.

15644195_10157978235710215_403755073_n.png

Hay un dicho en inglés que me gusta mucho y que dice Fake it ‘til you make it, “Fíngelo hasta lograrlo”, en este caso lo que quiero decir es que te des la oportunidad, al menos una vez, de fingir que eres la mujer más segura del mundo y que no te da pena tener sexo con la luz prendida. Una vez, no más. Hazlo y platícame cómo te fue. Ahora sì, Feliz Nochebuena “if you know what I mean” jeje.

6. Regálate la oportunidad de compartir con los que menos tienen

El mundo necesita ayuda en todo, y todas las causas suman: los enfermos terminales, los viejitos abandonados en asilos, los niños de la calle, los animales. Más que un regalo para ellos, es un regalo para ti misma de saber que estás poniendo tu granito de arena en hacer algo por el mundo.

7. Regálate autocuidado

f0bf67a6e5d27dc69cd52592a964dae0
*Foto: Pinterest / Modelo: Denise Bidot

Cosas simples, pero que muchas veces no hacemos por vivir tan deprisa, por ejemplo comer a tus horas, hacerte un chequeo médico, tomarte el tiempo para meditar. Hay infinidad de muestras de cariño que podemos hacernos a nosotras mismas y yo las descubrí después de tomar el taller de Autocuidado de Ana Arizmendi, les dejo el link y se los recomiendo MUCHO para empezar a estar en contacto con su cuerpo y su espíritu.

[Curso de autocuidado de Ana Arizmendi]

8.Regálate días de descanso

ariel-comfy-bed

De verdad que no puedo pensar en un mejor regalo de Navidad para una misma que descansar. Es una forma de honrar nuestro esfuerzo a lo largo del año y poner una pausa a nuestra vida para volver a conectar con nosotras mismas, con nuestro espíritu, y preguntarnos a conciencia qué es lo que en realidad anhelamos para 2017.

Cuando hay una pausa y llega la tranquilidad, nuestro espíritu se hace oír.

9. Perdónate

dejalo-ir

¿Y si para esta Navidad sueltas el látigo de la autoflagelación de una vez por todas? Mira, la cosa es que absolutamente todos los seres humanos cometemos errores, y eso de estarse recriminando por una mala decisión tomada en el pasado, además de que no soluciona nada, sólo te hace más pesado el viaje por esta vida.

El perdonarnos a nosotras mismas por lo que sea que nos hayamos fallado, es probablemente el mejor regalo que podemos darnos en Navidad y siempre. En otras palabras (sé que esto sonará fuerte para algunas): ¿y si te perdonas por haber descuidado tu cuerpo y que éste, por ende, ganara los kilos extras que ahora tienes? Sólo piénsalo.

10. Agradece

gracias

Porque por más que veamos el panorama negro, siempre, SIEMPRE, hay muchísimas más cosas buenas por las cuales sentirse agradecida. Regálate una lista de 50 cosas buenas que tienes o que te pasaron este 2016, te apuesto a que 50 no serán suficientes.

Y hablando de agradecimiento, no me canso de agradecerles su compañía, cariño, amistad y lealtad durante este 2016. Fue un año de superar retos personales fuertes, pero lo logramos y todavía nos queda mucho camino que recorrer en 2017.

Deseo que pasen excelentes fiestas en compañía de sus seres queridos y que logren hacerse alguno de estos regalos navideños que les propongo. Platíquenme cómo les va con eso en los comentarios o a través de las redes sociales:

Facebook: Curvas Felices

Twitter: @curvasfelices

Instagram: curvasfelices

Un abrazo con todo mi cariño y excelentes deseos para todas,

15577867_10157978294210215_1259799175_n

FIRMA

Un comentario en “10 regalos de Navidad que debemos hacernos las mujeres con curvas (y sin curvas también)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s