Hablemos de bullying (acoso escolar)

No es un tema bonito ni fácil, pero es necesario abordarlo. ¿Alguna vez sufriste de bullying por tu sobrepeso? Si tu respuesta es sí, entonces esto te interesa…

524241_344491785757500_4344793505804287870_n

*Foto: FB Curvas Felices

Cuando salió hace un par de años la película mexicana Después de Lucía, simplemente no quise verla. O más bien, no pude. Leí que se trataba de una adolescente que sufría un caso de bullying extremo. Eso y ver el trailer me bastó para decir “Olvídalo, no pienso verla”.

Las personas que hemos sufrido de bullying en alguna etapa de nuestra vida sabemos que te marca para siempre, así  haya pasado mucho tiempo y lo hayas tratado con un psicólogo, no importa, porque después ya nunca puedes ser indiferente respecto al tema: te duele, te enoja y te entristece.

Bullying: el tema incómodo

¿Por qué saco el tema justo ahora? Pues porque recientemente me han hecho entrevistas para algunas revistas y sitios web donde me han preguntado sobre el movimiento curvy en México, así como de Curvas Felices. Todo esto me tiene muy feliz porque creo que realmente está teniendo eco lo que estamos haciendo juntas; realmente los medios mexicanos están volteando a ver a las curvas, así como y dándoles un lugar digno.

No obstante, en una de las entrevistas que me hicieron, hablé de los fatkinis: su llegada a México y de cómo me parecen una buena opción para las mujeres de tallas extra. El resultado de esta nota publicada fue bastante más grande de lo que esperaba: las visitas al blog se dispararon al cielo y se inició todo un debate, no sólo en las redes sociales del medio de comunicación, sino en los perfiles de FB y Twitter de quienes habían leído y compartido la nota.

10551121_343729072500438_7806081873952138230_n

Opiniones a favor y otras en contra.

Sé perfectamente que algunas personas no comparten mi punto de vista sobre las curvas, lo cual es respetable, sin embargo, también creo que hay formas constructivas de dar una opinión en contra. Pero no fue el caso, la mayoría de las opiniones que leí y que no estaban de acuerdo con los fatkinis, las hicieron con todo el dolo y afán de herir, no a mi persona, sino a un sector de la población que es diferente y que no encaja con lo que ellos consideran “hermoso”, en este caso las mujeres con kilos extra. ¿Lo peor? ¡que las más duras al juzgar fueron en su mayoría mujeres!
¿Por qué entre chicas nos destruimos?

"Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres".

“Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres”.

*Foto: Sircely

El bullying y sus consecuencias: mi opinión

De verdad que, después de haber sufrido el bullying que sufrí de niña, lo que diga la mayoría de la gente sobre mí, mi imagen, mis curvas y kilos extra, me vale gorro. Y lo digo con toda honestidad: NO ME IMPORTA. Yo ya hice todo un trabajo de años conmigo misma para superar lo vivido. Ojo, no se me olvida, porque las cosas no se olvidan como por arte de magia, pero sí es posible superarlas y dejarlas atrás porque te estorban, te pesan y no te dejan vivir. Hoy puedo decir con toda seguridad que SÍ HAY VIDA DESPUÉS DEL BULLYING. Es posible sanar las viejas heridas, hacer las paces con tu cuerpo y vivir feliz contigo misma.

Afortunadamente hoy en día ya se sabe que el bullying (o acoso escolar) NO ESTÁ BIEN. Lo digo porque cuando yo era niña, eso de molestar a tus compañeros se veía como algo “normal”. No me van a dejar mentir, pero todavía hace 15 años, cuando un niño molestaba a otro, la respuesta de los adultos era: “Es que los niños son crueles”. FAIL.

Bullying entre niñas

*Foto: Mundo TKM

Lo cierto es que, después de leer las opiniones sobre la entrevista de los fatkinis, las buenas y las malas, entendí varias cosas:

  1. La crueldad no es propia de cierta edad.

maxresdefault*Foto: Youtube

Hay niños y adultos crueles en todas partes: en las escuelas, en los trabajos ¡y hasta en las familias! Siempre listos para señalar, criticar y tratar de humillar y hundir a quienes son diferentes a ellos. Sólo por diversión. Así de miserables se sienten, así de pequeños son que, para sentirse un poco mejor consigo mismos, tratan de pisar a otros.

Qué lástima me dan, pero ante sus burlas, nuestra defensa es nuestro amor propio, saber con seguridad que lo que dicen NO ES CIERTO.

  1. La sociedad mexicana aún no está lista para las curvas.

La segunda cosa que entendí es que, si algo me da tristeza, no son las críticas burlonas que leí, sino darme cuenta de que la sociedad (al menos la mexicana) no está lista para vernos a las mujeres con curvas felices y en paz con nosotras mismas y con nuestro cuerpo. No soportan que nos sintamos hermosas, que nos pongamos lo que nos de la gana. Mala suerte para ellos, porque no daremos ni un paso atrás.
Si te incomoda vernos, tápate los ojos, baby.

new-plus-sized-swimsuit-calendar-proves-women-are-sexy-at-every-curve-lead-840x550*Foto: Urban Times

  1. No estás sola.

Todo este alboroto que se armó sobre los fatkinis dio origen a que les hiciera una pregunta a través del Facebook y Twiter (@curvasfelices) de Curvas Felices. La pregunta era “¿Alguna vez te han hecho bullying por tu sobrepeso?”. No tienen idea de cuántas chicas me escribieron diciéndome que, en efecto, lo habían padecido por muchos años. Lo peor es que en muchos casos este hostigamiento empezó ¡en su propia casa y por alguien de su familia!

Les pregunto a corazón abierto: ¿alguien de su familia las hizo sentir menos por sus kilos extra? A muchas de las lectoras les pasó y puede ser que a ti también. Desde niñas nuestra familia nos enseña, consciente o inconscientemente, qué es lo que merecemos y qué no. Entonces, si algún miembro de tu familia se encargó de fastidiarte por tu sobrepeso, lo más seguro es que se te haya grabado en el inconsciente que eso mereces por estar gordita: burlas y humillación, pero NO ES CIERTO.

  1. SÍ HAY VIDA DESPUÉS DEL BULLYING.

10305415_280193282187351_5845177424248747902_n

*Foto: FB Curvas Felices

Como dije anteriormente, el bullying marca para siempre la vida de quien lo padece. Lo viviste y no hay nada que puedas hacer para cambiar esa parte de la historia de tu vida, pero lo que sí puedes hacer es decidir qué harás en adelante: ¿te atormentarás con el recuerdo por el resto de tu vida o mejor vas a ser parte del cambio para que nunca más una niña con sobrepeso sufra de bullying, como tú lo sufriste?

Si eliges ser parte del cambio, puedes hacerlo de varias formas:

  1. Apoyando este tipo de páginas web que fomentan el amor propio y la autoaceptación. Puedes inscribirte al blog para recibir todas las actualizaciones en tu correo.
  2. Informándote sobre el bullying: las señales, las repercusiones, etc. www.bullyinformate.org
  3. Predica con el ejemplo. No pongas apodos, ni te refieras a otras mujeres como: la zorra, la güila, la idiota, etc. Lo que siempre digo, ¡solidaridad de género, chicas!
  4. Trabajando en ti misma. Sé el vivo ejemplo de que se puede vivir con autoestima y amor propio, aún después del bullying.
  5. Apostándole al futuro. Si tienes hijos, háblales sobre el acoso escolar, sus señales y oriéntalos a ser más abiertos para tolerar a las personas que son diferentes a ellos: los homosexuales, las personas con sobrepeso, los discapacitados. Enséñales que ser diferente no es sinónimo de malo.d98be7968c16d67a03558471056e7a4c*Foto: Pinterest

Como siempre les agradezco infinitamente su cariño y apoyo. Recuerden que si tienen en mente un tema del cual les gustaría que hablemos, pueden ponerlo en los comentarios o decírmelo a través de redes sociales:

Facebook: Curvas Felices Twitter: @curvasfelices
Pinterest: Curvas Felices

O por mail a curvasfelices@gmail.com

Un beso enorme y hasta la próxima,

FIRMA

Un comentario en “Hablemos de bullying (acoso escolar)

  1. Es curioso que en México, siendo uno de los países más obesos del mundo, haya este tipo de bullying/discriminación.
    En realidad la gente debería de ocuparse más en sí mismas antes que voltear a ver los defectos de los demás.
    Pienso que no es tanto que te incomode ver a una persona obesa en traje de baño, es la seguridad de esa persona la que incomoda porque estamos acostumbrados a avergonzarnos o a sentirnos mal con nuestro aspecto. Como dije, debemos de enfocarnos más en nosotros antes que emitir juicios hacia los demás.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s