Curvas viajeras: ¡nos vamos a Canadá!

Mi novio, ustedes y yo en una aventura congelada. No, no es Frozen, es que más bien nos vamos de viaje a recibir el Año Nuevo en Canadá, ¿nos acompañan?

cdf180cef8427eb8bd16ebc9c768ebc2

El 31 de diciembre de 2013 a las 11:45 de la noche estaba en la sala de espera de urgencias de un hospital. Veía por televisión cómo celebraban la llegada de Año Nuevo en otros países: gente de todo el mundo feliz por el inicio de 2014, mientras mi papá y yo esperábamos, desde hacía más de cinco horas, que nos dieran noticias de mi abuelita, a quien habíamos llevado de emergencia porque se había puesto muy mal a medio día.

Las calles totalmente vacías. No se veía ni un alma, ni un negocio o tienda abierta donde pudiéramos ir a calmar el hambre feroz que teníamos por no haber comido nada en todo el día. A las 11:50 de la noche por fin pudieron estabilizar a mi abue y junto a ella en el hospital, recibí la llegada de este 2014.

318547_10152388725560215_1915672838_n

Mi intención al relatar esta anécdota tan triste es ponerlas en contexto. Aquello que viví el año pasado fue tan fuerte, que me prometí a mí misma que el 31 de diciembre de este año sería ESEPECTACULAR y lo pasaría fuera de México. No podía ser menos que increíble, TENÍA que ser así para recuperarme de aquel episodio de pesadilla que pasé el último día de 2013. Y la verdad es que no tenía idea de nada: no sabía cómo le iba a hacer para conseguir el dinero, ni dónde lo iba a pasar o con quién, sin embargo cualquier cosa puede ocurrir cuando decretas algo con tanta fuerza como lo hice yo en ese momento.

[Tal vez te interesa leer: Las cicatrices nos definen]

Empieza un sueño

Y bueno, dicen que detrás de cada desgracia, se esconde una bendición, así que algún tiempo después de que dieron de alta a mi abue, comencé a pensar seriamente en la promesa que me hice sobre pasar año nuevo en otro país. Después de platicarlo con mi novio, él estuvo de acuerdo en acompañarme en esta nueva aventura, por lo que empezamos a ahorrar de inmediato, digo, después de todo teníamos un año entero para juntar la lana, así que lo fuimos haciendo de poquito en poquito.

378362_10152048646620215_1111604690_n

No había mucha duda sobre qué país sería el elegido para pasar Año Nuevo 2014. Canadá definitivamente tiene todo lo que estábamos buscando: queríamos un lugar con nieve; que no estuviera taaan lejos de México (por aquello de los dineros, porque ni crean que tenemos tanto); que tuviera paisajes hermosos; y que fuera amigable con los latinos. Además Canadá y yo tenemos “algo” que no sé cómo explicarles, algo así como una conexión especial. Lo sé porque es un país que me ha “llamado” infinidad de veces de una u otra forma, ya sea a través de mi trabajo o por amigos que viven allá. Era momento de ir, y qué mejor que visitarlo con mi novio, quien es mi cómplice y compañero en las aventuras más locas que se puedan imaginar.

Una vez que decidimos a dónde iríamos, las cosas solitas se fueron dando. Yo sé que tal vez al leer esto, lo primero que les viene a la mente es la visa, pero déjenme decirles algo de forma muy sincera: sacar la visa canadiense es facilísimo, nada que ver con la estadounidense; de hecho hay una estadística que indica que al 90% de las personas que la solicitan, se les da. Así que si eso es lo que los frena de ir a Canadá, les puedo jurar que no será en absoluto complicado sacarla. Tienen mi palabra.

Curvas viajeras

¿Qué por qué les platico esto? Pues en primer lugar porque son una parte fundamental en mi vida. Se han convertido en mis amigas y a las amigas se les cuentan las buenas nuevas, ¿cierto? Además decidí compartirlo porque desde hace tiempo traigo en la cabeza la idea de abrir una nueva sección en el blog llamada Curvas Viajeras, en la cual podré plasmar de forma amplia y tendida otra de mis grandes pasiones en la vida: viajar. A que eso no lo sabían.

Y es que bueno, ¿a quién no le gusta viajar y conocer lugares y personas nuevas? Yo creo que a todos nos hace el mismo efecto el ver fotos y escuchar anécdotas de lugares increíbles y lejanos, como que a nos hace soñar despiertos, ¿no? Claro que por cuestiones de dinero, no siempre se puede, sin embargo ésta es la oportunidad perfecta de dar arranque a esta nueva sección con miles de tips, anécdotas, fotos, recomendaciones y demás.

a8533ff1988bbd39a31481a7ff8aa99c

OBVIAMENTE todo estará enfocado en la comunidad de mujeres curvy que hemos construido juntas. Así que en pocas palabras: si son mujeres con curvas, libres, con el corazón un poco rebelde y el espíritu aventurero, definitivamente esta sección les va a encantar, hasta puede que se vuelva su favorita, no sé.

Nuestro itinerario está así: iremos a la parte este de Canadá (para saber dónde, no se olviden de seguirnos por redes sociales). Honestamente no sé qué pase en el viaje, no sé si moriremos congelados, no sé qué o a quién conozcamos, no sé qué cosas nos esperan, sin embargo lo que sí sé es que todo, absolutamente TODO, lo estaremos documentando a través de este blog y más en tiempo real, a través de las redes sociales que ya conocen:

Facebook: Curvas Felices
Twitter: @curvasfelices
Pinterest: Curvas Felices

Mail: curvasfelices@gmail.com

No es por nada, pero síganos y les prometo que la van a pasar bomba con toda la sarta de locuras y ocurrencias que solemos decir y hacer mi novio y yo todo el tiempo, ahora imagínenos de viaje…que dios nos agarre confesados. Recuerden acompañarlo del hashtag #curvasviajeras ;)

fc2259ecc993c57470398ce7cf2b4460

QUEBEC

Ahora sí, ésta es mi última entrada de 2014, año que cierro tremendamente agradecida con ustedes. No se imaginan cuánto. Gracias a ustedes esta comunidad curvy ha crecido mucho y sigue haciéndolo como resultado de todo el apoyo y cariño que me brindan día con día. No me quiero ver cursi ni caer en clichés, pero de verdad sin ustedes, pues simplemente este blog no sería posible.

Deseo para 2015 un mundo mucho más amigable para las mujeres con curvas de todos los rincones del planeta. Que aprendamos a construir una relación de amor con nosotras mismas, porque estoy totalmente convencida de que sólo desde la aceptación y el amor a uno mismo, es posible el cambio hacia una vida más saludable y feliz.

Abrazos fuertes, nos leemos en 2015,

MONTSE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s