Fajas modeladoras: ¿aliadas o enemigas de las mujeres con curvas?

¿Sirven para adelgazar; cuáles son las mejores marcas; hay riesgo al usarlas? Todo lo que quieres saber sobre esta prenda modeladora en este especial completísimo que les preparé a todas las mujeres #curvy

Alguna vez leí en un libro de historia (y por más que hice memoria para decirles en cuál, no lo logré recordar, sorry) que en la Era Medieval de Europa muchas mujeres morían a causa de las fajas, las cuales obviamente no eran como las conocemos hoy en día. En ese entonces eran corsettes, tan apretados, que las damas de sociedad se ayudaban de su servidumbre para poder ajustarlos; incluso muchas veces tenían que mojar su cuerpo para que éste resbalara y pudieran así entrar en él.

Hasta ahí todo bien, pero ¿se imaginan qué pasaba cuando, después de mojarse el cuerpo, las chicas salían a la intemperie? Claro que si hubieran vivido en la Ciudad de México, no les hubiera pasado más allá de una gripa, pero en el clima de Europa, donde en época invernal se llega a temperaturas bajo cero, las doncellas morían de neumonía.

10559926_265647583641921_2254504429755241681_n

A pesar de ello, las fajas consiguieron seguir vigentes en el gusto y el guardarropa de las mujeres de distintas épocas, evolucionando conforme avanzaba el tiempo hacia materiales más nuevos y cómodos (en lo que cabe), pero que persiguieran el mismo fin de sus inicios: moldear el cuerpo de la mujer al instante.

LOS INICIOS Y EVOLUCIÓN DE LAS FAJAS

Yo recuerdo que en la época de mi abuelita y mi mamá habían unos como brasieres-fajas (y digo ‘como’ porque no eran ni uno ni lo otro) ho-rri-bles: con cero tecnología y que te apretaban nomás por apretar, sin darle estructura a tu cuerpo y mucho menos sin saber si te estaban apachurrando algo que no debían (como algún órgano interno, por ejemplo). También por estas épocas apareció el maravilloso (NOT) calzón-faja, que era un calzón pero al mismo tiempo te apretaba el vientre. Un ejemplo de esta prenda clásica lo podemos ver en la película El diario de Bridget Jones, en una de las escenas épicas del filme.

BRIDGET JONES

*FOTO: The Hoopla

 Lo curioso del asunto con el calzón-faja es que a pesar de ser piezas de antaño, han tenido sus segundos aires aun mucho tiempo después, claro con su respectiva evolución. De hecho, hace apenas un año vimos a varias top models como protagonistas de campañas de fajas, por ejemplo Irina Shayk con Figure Shaping; Natalia Ivanova con la colección de lencería de la marca francesa Etam; e incluso Victoria’s Secret también le entró sacando su línea de fajas y body control llamada Secret, de la cual fue protagonista Erin Thompson.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo iba bien. De pronto usar fajas estaba in. Incluso varias cantantes y mujeres dentro del espectáculo se declararon adictas a ellas, tal es el caso de Adele y Katy Perry. Digo, si las supermodelos y famosas lo hacían, ¿por qué las mujeres normales como uno no podíamos hacerlo? Obvio sí, lo hacíamos ya sin tener que esconder nuestra faja en lo más recóndito del clóset. No obstante, en fechas recientes leí una nota con el siguiente título: ‘Tu faja te está exprimiendo tus órganos, literalmente’. Yisus! Entonces, a pesar de toda la evolución que han tenido de la edad media hasta ahora, ¿las fajas son buenas o son peligrosas?

LOS RIESGOS

En dicho artículo, publicado por el Huffington Post, los editores consultaron a un gastroenterólogo, un quiropráctico y un dermatólogo para saber de una vez por todas si las fajas pueden hacernos daño o no. Algunas de las cosas que descubrieron fueron:

1. Acidez estomacal. Lo ajustado de la prenda comprime tu estómago (obviamente), tu intestino y tu colon, lo cual, según el Doctor Kuemmerle, especialista en gastroenterología, puede empeorar el reflujo ácido y la acidez estomacal, así como provocar esofagitis erosiva.

2. Mala digestión. Otra de las desventajas que señaló el Dr. Kuemmerle, es que los intestinos en teoría deben contraerse y trasladar a los alimentos, pero cuando están comprimidos por mucho tiempo, no ocurre la digestión con normalidad. ‘Éste, aunque no es un daño permanente puede provocar síntomas desagradables como malestar abdominal, hinchazón y gases’, señaló.

3. Respiración anormal. Cuando las fajas son muy apretadas, se restringe el movimiento del diafragma, lo cual hace que tomes menos aire, y por lo tanto menos oxígeno para tu cerebro, lo cual deriva en más sueño.

girdle-image

*FOTO: Zero to 60

4. Incontinencia. ‘Aumentar la presión intra abdominal puede ocasionar episodios de incontinencia’, asegura el Dr. Kuemmerle, por lo que aconseja que las personas que tengan el síndrome de colon irritado deben usar las fajas con precaución. Por otro lado, alguna fajas no están adecuadas para ir al baño con facilidad. En otras palabras, hay fajas que tienen un agujero o broches en la parte de abajo para que puedas ir al baño sin tener que quitarte y ponerte toda la faja, pero otras marcas no cuentan con ello, por lo que las personas prefieren aguantarse las gañas de ir al baño, lo cual puede derivar en cistitis.

5. Mala circulación en las piernas. ¿Aparición de várices? Puede ser. De acuerdo con la quiropráctica Karen Erikson, al sentarte con una faja puesta por mucho tiempo, pueden aparecer coágulos sanguíneos, así como várices (sobre todo en las personas que genéticamente son propensas a padecerlas), y congestión en la linfa, que se manifiesta en tobillos hinchados.

6. Infecciones en la piel. Resulta que las fajas son oclusivas. Sí, yo también puse cara de ‘what?’, pero déjenme explicarles que significa que atrapan la humedad, lo que predispone a las personas a diversas infecciones bacterianas, siendo la más común la foliculitis (cuando las bacterias se quedan atrapadas entre los folículos del pelo y causan protuberancias llenas de pus color rojo, yiuck). El problema es que, según la dermatóloga Maryann Mikhail, a pesar de que éste es un problema que se puede tratar con antibióticos, las bacterias pueden desarrollar resistencia a ellos si es que se usan fajas muy seguido.

Por otro lado, las infecciones vaginales. Cuando las fajas no traen estos agujeritos de los que les platiqué anteriormente, olvídenlo, es más probable que se forme una infección vaginal por ser un espacio cerrado y húmedo.

ENTONCES, ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

No sé ustedes, pero yo después de leer esto quería prenderle fuego a mi preciada faja, la cual tantas veces fue mi aliada en bodas, cocteles, graduaciones y demás eventos. Es decir, ya sabemos que es cierto aquél viejo refrán de ‘La belleza duele’, pero ¿hasta dónde estamos dispuestas a llegar por cubrir los estándares impuestos?, ¿había en serio llegado el momento de despedirme de mi amada faja? No precisamente. La clave está en la periodicidad. Usarlas con medida y sólo en eventos especiales es lo que te garantizará que no padezcas ninguno de los daños que vienen en la lista.

plus-size-shapewear

*FOTO: Curvy Magazine

ENCUESTA CURVAS FELICES

Recientemente hice una encuesta en la fan page de Facebook para preguntarles si les gustaban las fajas, cada cuánto las usan y de qué marca les gustan más. Body Siluette, Chemisse, Ilusión y Warners fueron las marcas mencionadas de las usuarias que afirmaron usar fajas. En sus comentarios me dejaron saber que aunque sí las usan, lo hacen con moderación, es decir, no se las ponen todos los días. Por último, dentro de los problemas que presentaron las fajas que han usado me dijeron: comezón, que no están diseñadas para mujeres de mucho busto e incluso una de ustedes me contó que ¡su faja le sacó estrías!

A mi parecer, las mejores marcas de fajas son:

Oscar Hackman

oscar-hackman-5532-000362-1-product

*FOTO: Oscar Hackam.

Las grandes ventajas que yo les veo a las fajas de esta marca son:

* La tela es súper suavecita, más que cualquiera otra marca.

* A pesar de que brinda buen control, no sientes que no puedes respirar. Te la puedes poner y olvidarte que la traes puesta, cosa que no ocurre con otras marcas.

* Tiene brochecitos en la parte de abajo por si quieres ir al baño, así no tendrás que desvestirte toda.

* Lo mejor de esta marca es que se preocupa por ofrecer más que prendas de control, trata siempre de incorporar tecnología a sus productos. Por ejemplo, sus líneas más nuevas son Anticellulitique y Algas Marinas.

Anticellulitique contiene una fórmula activa con microcápsulas cargadas de carnitina, cafeína, yodo y rusco, componentes que penetran subcutáneamente y funcionan igual de rápido que las cremas anticelulitis. Por otro lado, si lo que quieres es moldear y al mismo tiempo reducir medidas, la línea Algas Marinas utiliza una forma elaborada con algas marinas Fucus Vesiculosus, provenientes del mar báltico, que son conocidas por sus propiedades anticelulíticas y antiobesidad. Estas microcápsulas estarán activas por 30 días.

Assets, SPANX

012313_BrandBanner_RHL

*FOTO: Spanx

Recientemente llegó a México SPANX, con su marca de lujo Assets Red Hot Label. Esta línea la venden en Liverpool y trae desde leggins, medias, fondos y por supuesto modeladores de figura.

Lo padre de esta marca es que tiene tradición, por lo que podemos ver que sus prendas son como la evolución de todos estos años de las fajas que usaban nuestras mamás y abuelitas pero remasterizadas, con tecnología y un diseño superfemenino y coqueto. Te brinda buen soporte y hay diferentes prendas dependiendo la ocasión: desde fajas que cubren el cuerpo, sólo la parte de abajo, para un vestido strapless, etc.

Si quieren leer un estudio súper completo que hizo la Revista del Consumidor sobre las fajas, pueden hacerlo aquí, está muy interesante.

CONCLUSIÓN

Lo cierto es que las fajas han sido grandes aliadas de las mujeres por muchas generaciones, y a pesar de que nunca van (ni deben) a sustituir a un buen tono muscular (sorry, chicas, a darle a los abdominales), podemos usarlas con moderación si es que eso nos va a dar más confianza respecto a cómo nos vemos.

873980d36be18bd69e0dd8c6f9a647a2

*FOTO: Moria Huges

TRIVIA

Estoy MUY contenta porque ya somos más de 3 mil 300 en Facebook y más de 300 en Twitter, para agradecerles el ser parte de esta comunidad de chicas curvy, les quiero hacer un regalo. La línea de modeladores Oscar Hackman nos quiere hacer partícipes de su celebración con motivo del lanzamiento de su colección Anticellulitique; para ello nos regala tres fajas con esta nueva tecnología para que las probemos y juzguemos por nosotras mismas.

La dinámica es la siguiente: necesito que vayan a la fan page de Curvas Felices, le den like y luego le dan un pantallazo donde se vea que ya le dieron like. Luego ese screenshot me lo tuitean a @curvasfelices. Las primeras tres en hacerlo, las seguiré en Twitter y les mandaré un DM para ponerme de acuerdo con ellas y entregarles su premio. Ojo: tengo dos en talla M y una en talla L. Favor de ponerme en qué talla la quieren.

Como siempre, gracias por seguir conmigo incondicionalmente y hacer más grande la comunidad #curvy en México. Les recuerdo las redes sociales:

Facebook: Curvas Felices Twitter: @curvasfelices Pinterest: Curvas Felices

Un beso, hasta la próxima.

MONTSE.

8 comentarios en “Fajas modeladoras: ¿aliadas o enemigas de las mujeres con curvas?

  1. Cassimira

    Tengo 26 años y tengo una micro cintura, soy una chica super curvy, nada de amorfa, tengo muy marcadas mis curvas y es gracias a mi abuela que me enseñó a utilizar fajas o bodys desde que comencé a desarrollarme, el chiste es que UTILICEN LA TALLA QUE LES CORRESPONDE, no crean que para que les “apriete” más debe ser más chica, claro que no, hay fajas en 1x, 2x y hasta en 3x, así que no hay pretextos. Laven sus prendas con jabón líquido, a mano de preferencia o en una red para ropa delicada, enjuaguen bien y sequen en el sol de la mañana, antes del medio día, para que el elástico no se pudra. No utilicen la faja más de dos veces sin lavar, por eso les salen infecciones en la piel, Si viven en un lugar caluroso antes de colocarse el body pueden ponerse talco en la piel, eso ayudará a que estén frescas. Coloquen un pantiprotector en el área que toca la vagina, los ganchitos son super molestos y pueden lastimar, no se compliquen la existencia para ir al baño, solamente jalan la prenda de lado y ¡VOILÁ!, estará absolutamente lejos de sus genitales y podrán orinar a gusto.
    Las fajas y bodys son una bendición, yo no tengo el vientre abultado, ni tengo panza, ni nada, soy una gordibuena, no es mentira, he amoldado mi cuerpo y lo mejor, lo he aceptado. :D

    Me gusta

  2. Eliz Perez

    Hola, yo también soy fan de las fajas ayudan a que te veas mas estilizada, con forma, que al caminar la carne se quede bien en su lugar y la ropa nos luzca mucho mejor. Saludos

    Me gusta

  3. Me encantó el artículo, estoy completamente de acuerdo en lo que manifiestas; siempre he pensado que las fajas no hacen mal a menos que abuses de su uso. Es claro que cada cosa tiene su función y un límite por lo que mientras se usen moderadamente, hayan hábitos saludables en cuando a la alimentación y se recurra a la actividad física, nuestro cuerpo siempre estará con energías y una buena figura.

    Me gusta

  4. Excelente publicacion!
    Totalmente de acuerdo.

    La realidad es que la salud prima ante todo, por esto es muy importante saber escoger una faja de acuerdo a tu fisiologia y necesidades, por eso moldeatefajas.com es una excelente alternativa a la hora de comprar una faja de cualquier tipo.
    Encuentra mas información acerca de fajas en:
    Moldeatefajas.com
    Y tips sobre el uso de las fajas en:
    Blog.moldeatefajas.com.co

    Totalmente recomendadas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s