¿Cuál es la talla ideal para una mujer?

Por favor que levante la mano la que está conforme con su cuerpo tal y como es. ¿No, nadie? Bueno, entonces que la levante quien se despierta todas las mañanas, y al verse al espejo se sonríe y se dice a sí misma: ‘¡Chiquitita, pero qué hermosa estás!’, para rematar lanzándose un beso. ¿No, tampoco? *se escuchan grillitos de fondo*

Al contrario, tristemente la frase más recurrente de la mayoría de las mujeres al verse al espejo es un regaño cruel e hiriente como: ‘Mira nada más qué gorda; qué lonjas; cuánta celulitis’, y demás frases con tooooodas sus variantes de crítica destructiva. Ahora, para nada estoy en contra de la autocrítica, pero ¡vamos empezando a hablarnos con más cariño, ¿no?! Después de todo estamos empezando el día.

Bueno, pues tengo un dato interesantísimo que seguramente te hará cambiar la forma en la que te percibes y hablas a ti misma, no sólo al despertar sino a lo largo de todo el día. Si te atreves, léelo, esto cambiará tu vida.

[No te pierdas: ‘¿Por qué ser felices con nuestras curvas?’]

Qué es la talla ideal y con qué se come

Si crees que eres la única que reniega de la celulitis y de por qué no luces como Adriana Lima, entérate, no estás sola. De hecho, tristemente sólo el 4% de las mujeres se consideran a sí mismas hermosas, de acuerdo con la Encuesta Global de Autoestima realizada por Dove, el resto se sienten inconformes, sobre todo con respecto a su peso. En pocas palabras, el 96% de las mujeres vivimos sintiéndonos miserables por no tener la talla ideal.

Oye, pero momento, a todo esto ¿cuál es la talla ideal?, ¿qué peso debemos tener para poder por fin cantar victoria y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo?

la foto 2
Esto mismo se cuestionó la revista Plus Size Modeling , quien les preguntó a sus fans a través de Facebook qué talla considerarían que es la ideal para una mujer. Tomando en cuenta los comentarios, se sacó un promedio. La respuesta fue abrumadora:

* En promedio, la talla ideal para las mujeres (es decir, la talla que les gustaría tener) es talla 8 en Inglaterra y talla 6 en Estados Unidos.

* No obstante los caballeros opinaron que no nos quieren tan delgadas, que prefieren cuerpos con más curvas. Esto lo dedujimos después de que la mayoría de las opiniones señalaron que para que una mujer sea atractiva, idealmente debe ser talla 12 en marcas inglesas y talla 10 en estadounidenses. Es decir, ¡dos tallas más que la opinión de las mujeres!

* Finalmente, lo que todos querían saber, ¿cuál es la talla ideal para una mujer? La respuesta es que la talla ideal es la talla promedio, es decir, la que la mayoría de las mujeres son: 14 UK y 12 US.

Para ilustrarlo gráficamente, la revista mencionada publicó esta fotografía con tres modelos, cada una representando una de las tallas que se pusieron a consideración. Ni a cual irle, ¡las tres están guapísimas!, ¿o tú qué opinas?

¿Cuál es la talla ideal? Depende.

¿Cuál es la talla ideal? 

Así que mañana que te levantes y te veas al espejo, cuando sientas venir la voz de las autocríticas, respira profundamente y piensa lo siguiente:

  • ¿Quieres vivir como el 96% de las mujeres, sintiéndose miserables en su propia piel? Únete a la revolución de ‘locas’ que no se esperan a tener la talla ‘ideal’ para sentirse a gusto consigo mismas.
  • La talla ideal no existe, ésta varía de acuerdo a quién le preguntes.
  • Recuerda que a ellos les gustan las mujeres con curvas, por lo que tú estás más cerca de gustarle a un caballero que cualquier otra mujer de talla 0 ;)

    ¡Toma eso, talla chica!

    ¡Toma eso, talla S!

Por último, mi receta para callar a ese terrible juez interno que a veces quiere expresar su mala vibra contra mi persona: ¡baila!

Así, con lagañas de recién despertada y en pijama, ponle play a esta canción y haz tus pasos más ridículos frente al espejo; ya sabes, esos que nunca en tu vida bailarías frente a nadie más, por ejemplo el paso a gogo, perreo intenso, zumba caliente y demás. Cuando termines no te olvides de mandarte un beso y guiñarte el ojo.

Nos leemos en la próxima entrada.

Quiero agradecerles mucho por darle ‘Me gusta’ a la Fan Page en Facebook (y si no lo han hecho, la pueden encontrar como Curvas Felices), así como en Twitter @curvasfelices. Les recuerdo que también hay Pinterest de Curvas Felices o en la sección de comentarios.

GRACIAS de verdad.

Un beso,

MONTSE.


Lo que aprendí este tiempo viviendo sobre un pie

5 lecciones que he aprendido en mi recuperación

Como les platiqué en la entrada ‘5 verdades sobre el amor y los kilos extra’, tuve una operación de rodilla en enero. Antes de la intervención, cuando mi médico me dijo que tendría incapacidad de dos meses, pensé en que estos se me harían eternos. Para no volverme loca decidí idear una lista enorme de los pendientes personales que no había podido hacer por mi trabajo, claro, siempre y cuando estos no involucraran apoyar el pie. Ya saben, cosas aburridas como mi contabilidad, borrar mails viejos, etc.

No obstante, después de un mes y una semana de que me operaron, les puedo decir que el tiempo se me ha ido rapidísimo y que definitivamente ha sido todo menos aburrido. Sé que con algunas de ustedes apenas nos vamos conociendo, sin embargo quisiera compartirles algunas cosas que he aprendido respecto a este tiempo de sanación física, mental y espiritual. Estoy segura que estas reflexiones les pueden servir en algún momento:

1. No sabes cuánto te quiere tu familia

Tienes una idea, pero de verdad no lo sabes y tal vez no lo sepas hasta que te encuentres en una situación en la que los necesites. Ellos, los tuyos (esto también incluye a tu pareja), siempre estarán para ti incondicionalmente. Cuando más necesitas de una mano, sólo tienes que extenderla y tu familia estará a tu lado. Solo hasta entonces te darás cuenta de que el amor que pensabas que te tenían se queda corto, muy corto en comparación con lo que te aman en verdad.

Saber esto y estar seguro de ello es tu máxima fortaleza, tu arma secreta. Sin importar a dónde vayas, sin importar qué hagas, sin importar si fallas o triunfas, tu familia estará siempre cuando los necesites, pero no por eso les hables o los procures sólo en momentos difíciles. Demuestra tu amor y agradecimiento en las buenas y en las malas. Recuerda que la lealtad es una de las virtudes más importantes, que más nos empoderan y dan felicidad.

Ohana significa familia <3

Ohana significa familia…*Foto tomada de Etsy

2. Los verdaderos amigos llegan cuando la salud se va

Tengo un pizarrón de marcadores desde hace algunos años. Cuando me operaron decidí que lo ocuparía para convertirlo en El muro de los buenos deseos, es decir, que cada que viniera alguien a visitarme, le pediría que escribiera en él lo que quisiera. Esto lo hice porque al leerlo quería acordarme de quiénes estuvieron presentes para darme su apoyo y ánimos cuando más lo necesité.

"El muro de los buenos deseos" :)

“El muro de los buenos deseos” :)

3. No te imaginas el poder de cada parte de tu cuerpo

La verdad es que cuando corría y entrenaba 10k diarios, solía subestimar un poco mi pierna izquierda. Claro que la amaba (y la amo), pero solía pensar que ésta nunca llegaría a ser tan poderosa como su hermana. No obstante, en este tiempo de recuperación en el que sólo pude usar esta pierna para caminar y trasladarme a todas partes, me he dado cuenta de que la subestimé por mucho. Mi pierna izquierda ha sido quien me ha sacado adelante. Ella solita ha hecho lo que la derecha jamás: hacer el trabajo de las dos extremidades, soportar mi cuerpo, ¡y sin quejarse!

Entonces entendí que cada parte de nuestro cuerpo es más poderosa de lo que creemos, basta con ponerlo a prueba para que éste responda por nosotros. Por eso hay que honrarlo y cuidarlo siempre.

4. Vivimos en una sociedad excluyente

Autos obstruyendo las rampas de discapacitados, personas que no te ceden el lugar cuando lo requieres, lugares de estacionamiento especiales ocupados por gente que no los necesita, así como un sinfín de etcéteras por los que tuve que pasar en este tiempo que viví el mundo de las personas que tienen alguna discapacidad.

A pesar de que viví como ellos porque yo tampoco podía caminar normalmente, aún así no puedo imaginar cómo es que ellos sobreviven a diario en una ciudad hostil, excluyente y con poca cultura hacia las personas con discapacidad. Por supuesto que este tiempo me ha hecho mucho más sensible a ellos, a sus necesidades y dificultades. Necesitamos de verdad ser un poco más humanos y humildes porque aunque ahora estés bien, no sabes el día de mañana si tú o alguien que amas puede estar en la misma situación. 

5. En el encierro encuentras el viaje más emocionante de todos: tu interior

Así es. Como cuenta Gaby Vargas en su libro ‘Yo decido’, existen muchos paliativos para no escuchar a nuestras emociones: comer, el celular, la televisión, trabajo en exceso, ejercicio en exceso, etc. Sin embargo, ¿qué hacer cuando estás encerrada, sola, harta del internet, la televisión y hasta de los libros? Te quedas a solas con tus pensamientos y emociones, eso lo que pasa. Es como un tipo de retiro en el cual te llegas a conocer como nunca antes, si es que aprovechas el tiempo.

Los pensamientos tú los escoges, por lo que también eliges si invitas a tus peores demonios o a tus recuerdos más felices. La mente es una fiera, por lo que el chiste está en domarla para poder viajar a tu interior y preguntarte, sin juzgarte y sin distractores: ‘¿quién soy; qué me gusta de mi vida; qué no me gusta; qué es lo que realmente me hace feliz?’. Obviamente no es fácil porque el ego siempre va a querer estar gritando para alejarte de tu armonía, pero cuando oigas su voz, sólo sigue respirando y enfócate en lo que te dice tu cuerpo, no tu mente. Eso es meditar.

frases-meditacion

Y bueno, pues es todo por esta semana. Espero que tengan un fin de semana hermoso. Recuerden dejarme sus comentarios ya sea aquí abajo en la sección de comentarios, a través de Facebook en la fan page Curvas Felices y por Twitter en @curvasfelices o con el hashtag #curvasfelices y #curvypower

Un beso,

MONTSE.


Emma Haslam: la maestra de pole dance con curvas que conquistó al mundo

Una mujer con curvas demostró que para hacer lo que más amas, no importa la talla ni el tamaño

Decía Charles Chaplin que ‘el mundo es de los que se atreven’. Cuánta razón tenía. ¿Te ha pasado que dejas de hacer algo por el miedo a fallar, a hacer el ridículo, al qué dirán? No estás sola, estoy segura que a todos nos ha pasado eso alguna vez.

Por ello, si en estos momentos estás dudando entre atreverte a hacer algo o no hacerlo, tal vez quieras leer sobre el caso de Emma Haslam, una maestra inglesa de pole dance de 27 años quien con sus 95 kilos ha conquistado a millones con un video en donde se muestra haciendo una de sus rutinas.

La fuerza y estética que proyecta, pero sobretodo la seguridad en sí misma que refleja en el video, han hecho que éste se vuelva viral, dándole así la vuelta al mundo.

En una entrevista para El Telégrafo de Derby, condado en el cual vive y tiene su escuela, comentó que competirá por primera vez como profesional en el campeonato de pole dance de Skegness, y que no lo había hecho antes porque no tenía ni el tiempo ni la confianza para hacerlo. ‘Sé las personas esperan a mujeres muy delgadas y que yo soy más grande, sin embargo quiero hacerlo’, comenta Emma, ‘No creo que gane porque conozco a todas las chicas allá y sé qué esperar. Lo que quiero demostrar concursando es que no importa tu edad, forma o tamaño, siempre se puede aprender a bailar pole dance, no hay restricciones’.

pole620_1908551a
*Foto tomada de Derby Telegraph

Cuando das el paso, se abre el puente

El testimonio inspirador de Emma me deja tres reflexiones:

1. Los límites son mentales. La realidad, TU REALIDAD, la creas tú con tus pensamientos. Si crees que puedes, puedes.

[No te pierdas: ‘5 verdades sobre el amor y los kilos extra‘]

2. Cuando das el paso se abre el puente. Es una frase que leí en el libro de Gaby Vargas ‘Yo decido’ (que por cierto recomiendo ampliamente, es un libro maravilloso en verdad) y hace referencia a que cuando soltamos nuestros miedos, las cosas empiezan a suceder para nosotros.

Seguramente Emma Haslam nunca imaginó que su video llegara a ser tan visto y recibiera tanta atención, pero en el momento en el que decidió competir y apostarse a sí misma, el universo conspiró a su favor; ¿por qué? porque cuando pierdes el miedo, no tienes nada más que perder.

Ésta soy yo, tómalo o déjalo

Seguramente no es fácil tener curvas y ser maestra de pole dance, en una disciplina dominada por mujeres con cuerpos delgados y firmes, sin embargo si algo debemos aprender de Emma es que no hay forma de callar al corazón; cuando algo te pide a gritos, hay que seguirlo porque lo que viene del corazón nunca se equivoca.

Tal vez Emma no gane el concurso, sin embargo ya ganó algo mucho más valioso: la admiración y el apoyo de millones de mujeres que nos vemos reflejadas en ella y su valentía para decir ‘Ésta soy yo y esto es lo que hago, tómalo o déjalo’.

Emma Haslam pole dance*Foto tomada de Derby Telegraph

Nos estamos leyendo en la próxima entrada. No se olviden de dejarme sus comentarios aquí abajo o a través de redes sociales. En Facebook la fan page se llama Curvas Felices y en Twitter pueden seguirme con @curvasfelices, así como con los hashtags #curvasfelices y #curypower

Besos a todas y GRACIAS a quienes ya son parte de la comunidad de Curvas Felices, así como a quienes me han compartido sus testimonios. Gracias, gracias y muchas gracias.

MONTSE.



5 verdades sobre el amor y los kilos extra

Después de sentir el aire fresco, escuchar cantar a los pajaritos y disfrutar del baño de sol que me estaba regalando aquella tarde de sábado, comencé a pensar que la idea de Omar, mi novio, de salir a pasear en silla de ruedas no había sido taaaan mala.

Y es que tras haber estado casi 30 días encerrada en mi cuarto y sin poder caminar debido a una reciente operación, mi ánimo empezaba a decaer. Fue entonces cuando, cual cuento de Rapunzel, llegó mi príncipe azul a rescatarme de mi torre en un flamante corcel-silla de ruedas que había conseguido, y en el cual me senté a regañadientes porque, repito, me sentía desganada y no quería salir.

cdb71ba2110842e92acf8238aa6f928d

Haciendo casi omiso a mi mal humor, mi novio empezó a empujar la silla de ruedas rumbo al parque.

‘Levanta los pies porque ahí viene un tope’; ‘¿Vas bien?’; ‘Qué bonito está el día, ¿verdad?’, me decía a medida que mi estado de ánimo cambiaba por completo. Fue en ese recorrido que tuve una epifanía: él de verdad me ama. Siempre soñé con un compañero que me quisiera por quién soy; que estuviera conmigo en las buenas y malas; que supiera cuáles son mis defectos, pero no los juzgara; que me hiciera reír a carcajadas.

Cuando llegamos al parque y lo vi sonreír, aún con el rostro lleno de sudor por el trayecto, sentí que moría de amor

Si lo crees, lo mereces

Fue entonces que empecé a pensar en el amor de pareja. Como todas las chicas con curvas, yo también llegué a pensar que no iba a haber nadie en el mundo que me aceptara con mis kilos extra y mi talla L  por lo que llegué a conformarme con relaciones sin amor, sin compromiso, relaciones tormentosas con patanes que me hicieron creer que no encontraría (ni merecía tener) una relación feliz.

Y ya sea por falta de experiencia, de autoestima o de amor propio, yo lo creí por mucho mucho tiempo.

Sin embargo la vida me enseñó que yo y todas las personas que me decían que nunca nadie se fijaría en mí estaban equivocadas. Incluso a muchas de ellas las he visto (bendito Facebook) en relaciones violentas, fallidas e infelices. Por supuesto que eso no me da ni poquito gusto, pero a veces pienso que al decirme esas cosas horribles tal vez ellos estaban proyectando sus propios traumas e inseguridades a través de mí.

Ya no importa, lo importante es que al ser una chica con curvas estás expuesta a que alguien, aún las mismas personas de tu familia, te haga dudar sobre si realmente eres merecedora de una relación que te haga feliz. Dudar será inevitable, sin embargo el chiste está en lo que decidas tú: ¿les vas a creer o no?

mereces lo que sueñas
Lo que tú crees que mereces es lo que proyectas…y lo que llega. Así que si alguien me preguntara ‘el gran secreto’ de una relación feliz, le respondería que aunque no lo sé con punto y coma, un excelente primer paso es creer que la mereces.

El amor en tiempos de curvas

Así que aprovechando que es el mes del amor quise compartirles cinco verdades sobre el amor y los kilos extra, con las cuales seguramente se identificarán en más de una ocasión.

1. Tener curvas no te hace menos merecedora de una relación

‘Lo que nosotros teníamos era sólo sexo, a pesar de que yo sí sentía por él algo más’, me platica Viri, ‘yo pensaba que con el tiempo las cosas cambiarían, él se enamoraría de mí y me pediría que fuera su novia, pero no fue así’.

Cuando le pregunto por qué nunca le planteó la posibilidad de andar formalmente, ella me responde que en el fondo sentía que por su peso no merecía tener un noviazgo con aquél chico, el cual tiempo después empezó a andar con otra niña, dejándola con el corazón roto.

Lo de Viri no es un caso aislado, he escuchado muchas historias de mujeres con curvas que se conforman. Se conforman con ser su amiga, su amante, la peoresnada del chico con tal de no perderlo, entonces se ven envueltas en una situación sin pies ni cabeza que está destinada a no ir a ningún lado y que sólo las lastima. ¿Por qué lo permiten? La mayoría porque piensa que nadie les hará caso y que por lo tanto no encontrarán algo mejor que lo que tienen ahora…aunque ni siquiera sea como tal una relación.

Conformarse no es sinónimo de amor. Tu corazón es como una esfera frágil que si no la cuidas y se la entregas a cualquier patán, lo más probable es que acabe jugando futbol con ella y la rompa. Si vas a entregarle tu corazón a alguien, asegúrate que él también te entregue el suyo. Es un trato justo. Grábatelo muy bien: LO MERECES, NO TE CONFORMES CON MENOS.

2. Si un chico no quiere salir contigo porque piensa que eres gorda, tal vez no vale la pena salir con él

¿Como para qué queremos salir con alguien que ya nos juzgó sin conocernos? Si lo que quieres es una relación profunda, definitivamente él no es el indicado. Y no es culpa tuya ni de Cupido, todo se resume a la química. De hecho existen estudios que prueban que el cerebro humano tarda menos de un segundo en definir si alguien le parece atractivo o no. Después de ese lapso, olvídalo, si no hubo química, no la hubo y ya, ¿para qué desgastarte demostrándole a alguien que en verdad eres hermosa y valiosa? ¡lo eres!, ¿no lo vio? Es su problema y él se lo pierde. Next.

why dont you diet?

3. No a todos los hombres les gustan las mujeres muy delgadas

El gusto se rompe en géneros. Y así como no a todas nos gustan los chicos súper musculosos, no a todos ellos les gustan las chicas de 90-60-90. En serio. De hecho hay un club al que llamaré los curvy lovers que son chicos que están vueltos locos por las mujeres curvilíneas.

Curvy woman
De ellos quisiera hacer un post aparte, pero por ahora me limitaré a lo que alguna vez me dijo mi amigo Jeidi al respecto de las chicas con curvas: “No encuentro atractivo en nada a una mujer a la que se le marcan los huesos. Para mí lo más sexy de una mujer es que se le marque la figura: que se vea que tienen pompas, pechos, caderas’.

4. El sexo es mejor cuando tienes una buena condición física

¿No lo sabías? Pues entérate: eres una mujer hermosa y deseable, aún estando desnuda. Más allá de si apagas o no la luz a la hora de hacer el amor con tu pareja, se esconde otra preocupación de las mujeres con curvas en relación al sexo: la condición física. La verdad sea dicha: a mejor condición, mejor sexo.

Curvy Lingerie*Foto tomada de shop, eat & sleep.

En curvasfelices.com abogamos por tener curvas saludables y que te hagan sentir cómoda contigo misma, por lo que más allá de la vergüenza de quedarte sin aire en pleno acto, hay otras razones para que consideres comenzar a ejercitarte si es que quieres tener una mejor vida sexual:

• Las mujeres con un IMC (índice de masa corporal) mayor a 25 son propensas a padecer de Síndrome de Ovario Poliquístico, lo que puede dificultar el embarazo, así como desencadenar problemas como hirsutismo (exceso de vello) y cólicos más fuertes.

• Cuando existe un problema de obesidad, le cuesta más trabajo al corazón bombear la sangre a todo el cuerpo (más si no realizas ejercicio). En el acto sexual, si se tienen problemas de circulación, puede que la sangre no le llegue correctamente al clítoris, perdiendo así sensibilidad y placer.

• Pasa algo similar con los hombres, si tienen problemas de circulación, la sangre puede no llegar correctamente al pene, trayéndoles a la larga problemas de disfunción eréctil.

• En ambos sexos la obesidad produce que los niveles de testosterona bajen, por lo que el deseo sexual disminuye considerablemente.

5. Si quieres tener una relación sana y feliz, empieza a construirla contigo misma

Después de cortar con Mr. Patán, decidí que ya estaba bueno de relaciones tóxicas. Sin embargo en lugar de irme de parranda loca y escuchar canciones de Paquita la del Barrio, mejor me puse a correr.

Decir que el atletismo me cambió la vida es poco, yo más bien diría que me enseñó el camino hacia el amor en todos los sentidos. Bajé 20 kilos y aprendí a amar y cuidar mi cuerpo, aunque siguiera teniendo sus curvas, pero la diferencia es que éstas están mucho más torneadas y firmes. Aprendí también a amar la vida, a sentirme libre. No sé en cuál, pero en alguno de esos tantos kilómetros que corrí dejé atrás a Mr. Patán y lo perdoné.

Corrí y corrí y llegué a hacer dos medios maratones :D

                 Corrí y corrí y llegué a hacer dos medios maratones :D

Allí fue donde conocí a mi actual novio. Parecía haber aparecido de la nada, sin embargo tiempo después entendí que para que éste llegara yo ya había pasado un periodo de limpia y perdón de mis anteriores relaciones y de mí misma. Me perdoné por no haberme sabido cuidar y amar antes, pero lo empecé a hacer como nunca, por lo que yo sabía (no tenía duda alguna) que merecía a alguien que fuera nada menos que extraordinario y me hiciera muy pero muy feliz. Y llegó.

A menudo pensamos que los factores externos son los que nos harán felices, pero eso no es verdad. Cuando tú cambias, todo cambia, así que si quieres tener la mejor relación de pareja de tu vida, lo mejor que puedes hacer es empezar a construir la relación perfecta contigo misma, para así celebrar San Valentín los 365 días del año dándole amor y aceptación a la persona más importante: tú misma. Eso vaya que es un imán de los príncipes azules.

Love when you are ready, not alone

                                  Love when you are ready, not alone

Que tengan un excelente día de San Valentín, nos leemos la próxima semana, pero ya saben que si quieren que hablemos de un tema en específico, no se olviden de escribírmelo en los comentarios, a montse@curvasfelices.com
o a través de FB Curvas Felices y Twitter @curvasfelices