Reseña de la película “Sexy por accidente” (I feel pretty), de Amy Schumer

La nueva película de Amy Schumer, Sexy por accidente (I feel pretty) es una oda al Body Positive, y éstas son las razones

Quisiera se tomaran un segundo para responderse a ustedes mismas la siguiente pregunta: ¿qué se atreverían a hacer si tuvieran 10 kilos menos?…¿Y qué tal si fueran dos tallas menos?; ¿y si todos esos “defectos físicos” que tanto odian en ustedes mismas, llámese su enorme panza, sus brazos flácidos, sus piernas llenas de celulitis, etc, desaparecieran como por arte de magia?

De verdad tómense unos instantes para reflexionarlo: ¿cómo vivirían su vida si tuvieran el “cuerpo perfecto”?

13217285_495658770640800_1583957288120512350_o

Bueno, pues esto es lo que nos plantea la película Sexy por accidente (I feel pretty es el título en inglés), cuya protagonista es mi curvy favorita de todos los tiempos: Amy Schumer. La historia del filme va así:

Renneé es una chica entrada en sus treintas: soltera, con sobrepeso y con una autoestima hasta el piso debido a que no está a gusto con cómo luce, ni con su trabajo, ni con su vida en general. Pero aquí el tema central es su físico: vive fuertemente acomplejada por sus kilos extra y soñando despierta sobre cómo sería su vida si “fuera hermosa”…porque para los estándares regulares, la belleza y los kilos extra no se llevan.

Cierto día sufre un accidente en su clase de spinning: cae de la bicicleta y se golpea fuertemente la cabeza. Al despertar, se encuentra con que sus deseos se hicieron realidad: como por arte de magia ahora luce como supermodelo. El problema aquí es que la única que percibe este cambio radical es ella misma, el resto de las personas la siguen viendo exactamente igual (incluidos nosotros como espectadores del filme).

El punto es que, como ahora ella se percibe totalmente diferente, empieza a hacer cosas que nunca se hubiera atrevido a hacer con su anterior apariencia: desde invitar a salir a un chico, ir a solicitar el trabajo de sus sueños, e -incluso- inscribirse a un concurso de bikinis…ooooh, sí.

Film/ I Feel Pretty

Debido a la actitud que comienza a proyectar, su vida cambia drásticamente porque empieza a obtener TODO lo que siempre había soñado; y a pesar de que Renneé se lo adjudica a su nueva apariencia física, todos sabemos que no es así, lo único nuevo en ella es lo que proyecta hacia el mundo.

amy-schumer-i-feel-pretty-sexy-por-accidente-que-guapa-soy

El resto de la película no lo cuento para no spoilearles el final, pero sí les digo que vale MUCHO la pena verla.

Sexy por accidente: una película llena de Body Positive

i-feel-pretty-amy-schumer-pelicula

Antes de escribirles esta reseña, me puse a investigar qué habían dicho los críticos de cine sobre Sexy por accidente, y para mi sorpresa, en Estados Unidos la hicieron pedazos con las críticas negativas que recibió. Medios tan importantes como el New York Times publicaron que (palabras más, palabras menos) era una basura. Wow.

Miren, yo no soy periodista especializada en cine, pero sí soy una mujer que ha vivido con sobrepeso toda su vida. En pocas palabras, soy una periodista gorda (no, no lo digo como insulto).

Sobra decir que me sentí identificada en muchísimas de las situaciones que se retratan en la película. Sé perfectamente lo que se siente entrar a husmear en una tienda y que no encuentres nada de tu talla; sé lo que se siente ir a una clase de fitness y que te toque al lado de una chica que se cae de buena, mientras tú te sientes chinche haciendo tu mayor esfuerzo durante la clase. Y así un sinfín de etcéteras que vivimos a diario las mujeres con curvas.

amy-schumer-i-feel-pretty-pelicula-spinning

Reflexiones sobre Sexy por accidente ( que en algunos países la llamaron ¡Qué guapa soy!)

Por lo anterior, yo no sé si “artísticamente hablando” la película de Amy Schumer, Sexy por accidente (I feel pretty), sea “buen cine” o “mal cine”. No lo sé. Lo que sí sé es que se agradece que existan filmes a favor del Body Positive y  películas que nos hagan reflexionar respecto a que no estamos solas cuando en ocasiones (o siempre) nos sentimos a disgusto con nuestra imagen, con nuestro cuerpo, con nuestros kilos extra.

Por otro lado, esta película nos muestra que la inseguridad sobre el físico no es exclusiva de las mujeres, sino que de igual forma les afecta a los hombres, con la diferencia de que socialmente es mal visto o “poco masculino” que ellos expresen cómo se sienten respecto a su imagen. Por lo tanto, sí nos hace ponernos un poquito en sus zapatos y pensar que, aunque no lo digan, muchos hombres también viven con eso y tienen que callarlo, ¡imagínense!

i-feel-pretty-amy-aschumer-pareja-pelicula

Y no sólo eso, pienso que esta película es una extraordinaria reflexión sobre lo que les planteé en un inicio: ¿qué se atreverían a hacer si tuvieran el cuerpo perfecto? Como diría la maravillosa psiconutrióloga Ana Arizmendi:

¿Por qué nos esperamos a tener el cuerpo perfecto para vivir la vida que se nos antoja?

Otra de las cosas que me gustó mucho de Sexy por accidente es que no se les olvidó retratar el dark side (o lado oscuro) de cuando cruzamos la delgada línea que divide la autoestima del ego. Porque déjenme contarles un poquito que hay un punto en la película en donde, de plano, perdemos a la protagonista; es decir, rebasa esa línea y cae en el ego, lo cual también podemos ver que tiene sus consecuencias negativas.
Véanla y entenderán de qué hablo.

Por último, aplaudo y celebro muchísimo el gran mensaje que hay de fondo en esta película, que se resume así: los demonios, así como los límites para vivir la vida que anhelas, están única y exclusivamente en tu cabeza.

A ver, no estoy diciendo que no existe la gordofobia (rechazo hacia los cuerpos con kilos extra); ni tampoco que sea falso que los hombres se fijan más en el físico de lo que nosotras lo hacemos. Lo que sí estoy diciendo es que:

  1. El gusto se rompe en géneros. Así como hay hombres que no les gustan las “gordas”, también hay mujeres a las que no les gustan los hombres calvos ¡y está bien! Eso no las hace “calvofóbicas”, ni unas terribles personas. Cada quien sus gustos. También hay hombres que AMAN las curvas femeninas, así como mujeres que aman a los hombres sin cabello. Y todos felices.

nueva-pelicula-amy-aschumer

2. He aprendido que las personas no tenemos la vida que merecemos, sino la que creemos merecer; por eso, es muy importante que analices si realmente te sientes satisfecha con tu vida. Si la respuesta es no, me parece que el siguiente paso sería ser absolutamente honesta contigo misma y preguntarte qué te ha frenado (y te sigue frenando) a ir por lo que quieres.

mereces-lo-que-sueñas

 

Sobre creencias y otros demonios

Este tema de las creencias, que no son más que el cuento que nos hemos comprado sobre nosotras mismas, así como cómo romper con ellas, es muuuy profundo y extenso, por lo que me gustaría abordarlo en otra entrada diferente.

Por lo mientras me encantaría que se quedaran pensando un poco respecto a la posibilidad de que, al igual que la protagonista de la película, si sienten que su vida es “miserable”, podría ser porque hemos asumido el papel de víctimas y no hemos tenido el valor de tomar al toro por los cuernos; es decir, nos quedamos en la queja: “es que mi peso”, “es que mi pareja”, “es que mi trabajo horrible”, “es que la situación laboral”.

Quizá esta película sea una buena oportunidad de pensar qué sería de nosotras y de nuestra vida si abandonáramos de una vez y para siempre el papel de víctimas y empezáramos a vivir nuestra vida como realmente la anhelamos. A partir de YA y sin cambiar absolutamente nada más que nuestra actitud.13239062_498455793694431_8532784038287551820_n

No necesitamos que todo cambie para ser felices; no necesitamos tener todo lo que queremos para ser felices (el cuerpo perfecto, el trabajo perfecto, el novio perfecto); lo que sí necesitamos para ser felices es empezar a querer lo que hay hoy: aquí y ahora. Lo demás viene solito. Recuerda: todo cambia cuando tú cambias.

Nos leemos en el próximo post.

Bonito fin,

FIRMA

No se olviden de pasar a saludar, ya sea aquí en la sección de comentarios o a través de las redes sociales:

Facebook: Curvas Felices.
Twitter: @curvasfelices
Instagram: curvasfelices

 

Anuncios

30 cosas que aprendí en mis 30

Estoy a pocos días de cumplir 31 años. Situación que me ha puesto muy reflexiva en los últimos días. Para mí, los cumpleaños son fechas súper especiales porque significan tu año nuevo personal; como un borrón y cuenta nueva de la vida e incluso una nueva oportunidad para fallar más y mejor.

31363388_10160405410395215_5243470308895096832_n

Estuve pensando que mis 30 fueron, sin duda, uno de los mejores años de mi vida. Ahora, esto es muy subjetivo, ¿cómo se mide si te fue bien o mal en un año? Pienso que eso es algo personalísimo, pero para mí, se mide en qué tan congruente fui conmigo misma.

Mis 30 fueron el año en el que sané mi relación con mi mamá; el año en el que me volví a enamorar; el año en el que tuve el valor de dejarlo todo e irme a vivir a una isla…¡y vaya qué aventura! Se las tengo pendiente y no se me olvida.

34193150_10160513018885215_2096789101033291776_n

También fue el año en el que, por primera vez, me sentí auténticamente una mujer guapa y deseable. Y no sé, quizá en conclusión puedo decir que mis 30 fueron el año en el que conocí de verdad a la Montse adulta…¿y saben qué?, ¡me cayó poca madre!

La Montse adulta es una mujer mucho más espiritual, pero también más enfocada en sus metas y en su propia definición de éxito. Es una mujer que es capaz de desafiar todo y a todos por estar en paz con ella misma.

24956663_10159735395310215_1089703372_o.jpg

Una Montse mucho más valiente, que ya sabe poner límites cada vez más acertivos y que cada vez se acepta más y le importa menos lo que los demás opinen de ella. Una Montse 100% reconciliada con su soltería y que disfruta enormemente su soledad y la libertad que ella conlleva.

Les puedo decir que a partir de ahora van a poder conocer a Montse en su versión más auténtica. Si hubiera que definir a esta Montse que está a punto de cumplir 31 años, pudiéramos hacerlo en esta frase: “Lo que ves es lo que hay”.

31956135_10160405558770215_4610191468592627712_n

 

30 cosas que aprendí en mi 30 años

1. A decirle adiós a Nine West, y hola al “zapato Flexi” (cómodo-de damita). 

2. Que las cosas han cambiado inevitablemente. Por ejemplo, antes, cuando alguien te invitaba a “empedar”, te parabas al Oxxo por chelas; pero a los 30, más bien te paras en la farmacia por Riopan porque #gastritis 🏥

3. Más que nunca saber escuchar a mi intuición y dejar que me guíe. 

4. Aprender que la ortografía es básica en la vida. Hay que saber cuándo poner puntos finales, cuándo puntos suspensivos y cuándo punto y aparte. 

25035428_10159735388095215_878590297_o.jpg

5. Descubrir que tú les enseñas a los demás cómo tratarte. 💕

6. Que el amor propio también es alejarte de lo que te hace daño: comida, relaciones, lugares, pensamientos. 🙅🙅🙅

7. Aprender a distinguir entre lo que llena y lo que nutre. No sólo a la panza, sino al alma 🍉🍈🍇🍒🍓

8. Que el hecho de que un muchacho viva cerca de un castillo, tenga caballos y carrozas, y sea estúuuuupidamente guapo, NO lo hace un príncipe azul. 🏰 (algún día contaré esta historia, lo prometo).

9. Que posar en ropa interior va mucho más allá de “quitarte la ropa”. No es quitarte la ropa, sino quitarte los complejos 👙

34158606_10160513101265215_5904860710877265920_n

10. Que no todos van a entender los pasos que das (ni tienen por qué hacerlo). Pero mientras tú sepas hacia dónde vas, lo demás es lo de menos. 💫

11. Que la fe no es para los débiles. No se trata de “ver para creer”, sino de “creer para ver” 

12. Aprender a distinguir entre “Mr. Right” y “Mr. Right Now” 🙇

13. Que dar pasos atrás, no sólo es válido, sino a veces muy necesario para tomar impulso y brincar más alto. 

34346937_10160513122200215_6414906446852390912_n.jpg

14. Que es más bonito tener con quién compartir un domingo, que un viernes por la noche 😍

15. Que no importa cuántas veces se vuelva a empezar, siempre estarás bien mientras te tengas a ti mismo. 

16. Que la definición de “un buen cuerpo”, es aquél que te funciona bien. 🚻

17. Que hay puertas que, al cerrarse, abren el infinito 🔁

18. Que el amor no entiende de idiomas, pero sí de lenguas 👅 (otra de las historias que un día contaré).

34178816_10160513129610215_4581723828354285568_n.jpg

19. Aprender a seguir adelante, aceptando el hecho de que hay personas que quizá nunca dejen de doler.

20. Que las personas son personas, no escalones. 👥🔝

21. Que el éxito real es irte a dormir todos los días con la conciencia tranquila 

22. Que a dondequiera que te lleve la vida, se debe tener certeza de que allí es el lugar correcto 

23. Que poner límites no es de “personas malas y/o egoístas”, sino de personas que se respetan a sí mismas. 🚫

24. Que tomarte una copa de vino, sola en tu casa, ya no significa alcoholismo, sino independencia 🍷

34276538_10160513127355215_8422942075938406400_n

25. Que lo único constante, es el cambio 🌀🌀🌀…y que la pasas mejor si aprendes a fluir con él.

26. Que detrás de cada desgracia, SIEMPRE se esconde una bendición. 

27. Que de amor no se muere (aunque a veces parezca lo contrario), pero sí se vive 

28. Que las personas que logran lo que quieren no siempre son las más listas, pero sí las que tienen más coraje 

29. Que, en serio, no importa cuántos años tengas, para tus papás siempre vas a ser “su niña”. 

30. Que SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE es válido dejarlo todo y empezar de nuevo.

34118446_10160513148220215_6464551875042607104_n.jpg

Quienes me aseguraron que los 30 son la mejor época… tenían la boca llena de razón 😈😇💃 Estoy lista para hacerlo mejor: cometer más y mejores errores, hacer más locuras “idiotas”, arriesgarme más, tener más aventuras, creer más en mí…Si los 30 fueron GRANDIOSOS, no quiero pensar lo que me deparan mis 31. Bring it on, life!

Me encantaría que me platicaran si hicieron clic con algo de lo que leyeron aquí y también qué significaron sus 30 para ustedes:

Facebook: Curvas Felices.
Instagram: curvasfelices.
Twitter: @curvasfelices.

Nos leemos prontito, un beso enorme.

FIRMA

34138161_10160513006120215_7911784098052440064_n.jpg

 


De Godínez a GoRdínez: sobre ir al gimnasio cuando trabajas en oficina

Bueno, después de las vacaciones de ensueño y demás, es momento de regresar a la realidad, ¡y al gimnasio! No sé ustedes, pero para mí, decidirme ir al gimnasio no fue tan sencillo, aquí les platico por qué…

Como sé que no solo hay lectoras de México, sino también de otros países, me gustaría empezar explicando a qué nos referimos los mexicanos con el término “Godínez”. Para nosotros, un Godínez es lo mismo que un oficinista, es decir, una persona que trabaja en un escritorio, usa gafete, lleva su comida en tuppers, va de traje y corbata a trabajar, etc. Y yo, queridas lectoras, (lo confieso) soy una Godínez.

200w_d

Ahora, aclarado el punto anterior, quiero compartirles que siempre bromeo diciendo que el problema de trabajar en una oficina no es precisamente ser Godínez, sino que al poco tiempo acabas también convirtiéndote en GoRdínez. Y es que neta, que levante la mano quien NO haya subido de peso después de haber entrado a trabajar en una oficina…¿nadie? *se escuchan grillos de fondo*

¡Pues obvio no! Todos hemos subido de peso. Ahora, si le sumamos las horas que estamos sentados, más la cantidad de chatarra que comemos cuando trabajamos en una oficina: que si las garnachas a la hora de la comida, que si los tamales o chilaquiles en el desayuno, que “voy al Oxxo y qué les traigo”, etc, es perfectamente lógico que engordemos. Leer Más


Notas mentales que anoté durante mi primer viaje sola

No se trata de viajar sola, sino de viajar contigo, porque cuando no tienes a nadie para sacarte de un apuro, te tienes a ti misma: “Yo, conmigo”

Este junio cumplo 30 años. Podría hacer una gran fiesta o comprarme cualquier cosa que no necesito; pero no. En lugar de eso, decidí regalarme dos experiencias de vida. La primera, viajar con mi mamá para trabajar en la relación que tenemos. La segunda, darme la oportunidad de viajar sola por primera vez, así que decidí irme a un lugar que he venido anhelando desde hace años: Holbox.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer Más


Buenas razones para bajar de peso: ¿cuál es la tuya? 1a parte

Cuando puse en el  Facebook de Curvas Felices que estaba en una dieta y que había perdido (en ese entonces) 8 kilos, varias chicas me escribieron sacadísimas de onda y otras, más bien, enojadas. “¿Cómo es posible que pongas que estás a dieta cuando te has pronunciado siempre a favor de las curvas?, ¡eres una hipócrita!”, me decían.

No las culpo.

Sé que el mensaje puede sonar contradictorio, pero no lo es, y quisiera que me dieran la oportunidad de explicarles por qué quiero bajar de peso y qué he hecho para perder estos 10 kilos en 3 meses. Por fin en esta entrada les voy a responder a todas las que me han preguntado… Leer Más